'La Casa Fuerte': la relación de Tom y Sandra a punto de romperse

La gala no podía empezar de forma más intensa, y es que Tom, una vez más la ha vuelto a liar en pleno directo, al llamar Melyssa a su novia. Tras este error, Sandra abandonaba el plató, muy enfadada, debido a que esta no es la primera vez que le ocurre algo parecido.

Por su parte, Sonia Monroy sigue sin superar la traición de Asraf e Isa, que les culpa de la expulsión de su marido. Ante esta situación, se ha unido más que nunca a su nuevo compañero de concurso, Tony Spina, para intentar desenmascarar a Asraf, al que consideran un falso. 

El programa propone a Tony y Asraf que acerquen posturas, en un juego de cara a cara, pero más que enterrar el hacha de guerra, abrieron nuevos frentes. Sonia interrumpe el juego, mandando a Asraf al gallinero, porque le considera una persona muy cobarde.

Marta continúa con sus continuas provocaciones hacia Samira, insinuando que a Dubai no va solo por vacaciones. Lo mejor de todo es que Samira ya no entra en su juego, lo que hace que Marta se desquicie cada vez más.

Es más, Samira no ha dudado en consolar a Marta cuando más lo ha necesitado.

Albert se enfrentó al espejo del alma, donde desnudó sus sentimientos más profundos, confesando incluso, que había estado a punto de entrar en la cárcel, ya que de jóven no había tenía un buen comportamiento. 

“Recuerdo unas navidades, en fin de año, que solo teníamos dinero para bocadillos”, decía Albert entre lágrimas. 

El programa finalizaba con la victoria de Mahi y Rafa del mini reto musical, con lo que suman 3.000€ más a su caja fuerte.