Renovarse o morir. El nuevo lema de 'La Casa Fuerte'

 Tras una primera edición muy polémica y con un gran descontento por parte de la audiencia, sobre todo con la dinámica del programa; en esta nueva edición han decidido innovar e incluir las expulsiones semanales. Esto quiere decir que cada domingo veremos abandonar el concurso a un miembro de una de las parejas, nominadas previamente la noche de los jueves. Lo que provoca, que un nuevo inquilino entre en la casa. Esto aporta la emoción que se venía reclamando desde la anterior edición. 

Esta semana Mari Cielo abandonaba el concurso y Marta Peñate (polémica ex concursante de ‘La Isla de las Tentaciones’) entraba para formar pareja con Albert. ¿Saltarán chispas entre ellos y tendremos que abrir carpeta? O, por el contrario, ¿las chispas harán que no se soporten?


El plato fuerte de la dición, y tras los últimos acontecimientos ocurridos, viene de la mano de Isa Pantoja y Asraf. La hija de la folclórica cada semana se entera de una nueva traición dentro de su familia, lo que provoca una gran expectación.

Por otro lado, el programa de los martes (La Casa Fuerte. Código Secreto) está conducido por una Sandra Barneda mucho más carismática y entregada al formato, dónde se debate acerca de la última hora de la convivencia.

En el último programa pudimos ver cómo Cristini Couto se derrumbaba ante el “espejo del alma”, donde explicaba su dura infancia y adolescencia, cargada de malos tratos. 

Con estos nuevos ingredientes, ¿veremos subir la audiencia hasta las cifras que hacían otros realities de la cadena?